viernes, 19 de diciembre de 2008

Aprovechamiento de los residuos agrícolas y ganaderos

La Consejería de Agricultura y Agua celebró el pasado miércoles, en el Centro Integrado de Formación y Experiencias Agrarias (CIFEA) un seminario titulado ‘Agricultura de conservación y eficiencia energética’, dirigido a técnicos agrícolas donde se abordaron cuestiones como las técnicas de conservación de suelos, la agricultura ecológica, el aprovechamiento de los residuos ganaderos, la eficiencia energética en las explotaciones agrarias, y las auditorias energéticas en comunidades de regantes, entre otros.
La actividad agrícola es una gran productora de residuos, y la Administración debe velar por evitar su impacto negativo en el medio ambiente.
En 2.007 se produjeron en España 111 millones de toneladas de estiércol y 52 millones de metros cúbicos de purines.
Tanto el estiércol como los purines se pueden aprovechar como abonos y enmiendas orgánicas en los cultivos. Asimismo, ha añadido que la actividad agrícola también puede convertir sus residuos en subproductos: la leña de podas, son una fuente energética importante, también los subproductos derivados de la obtención de aceite en las almazaras y los derivados de la vinificación.
La agricultura convencional puede mejorar sus rendimientos optimizando el uso de abonos y de combustibles para la maquinaria agrícola y centros de bombeo para riego.
Los tejados de las factorías agrícolas podrían convertirse en huertos solares y los invernaderos en una fuente generadora de energía. En Holanda, los invernaderos producen por el método de cogeneración el 15 por ciento de la energía eléctrica consumida en el país.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Técnicas modernas de riego

Más de mil agricultores podrán regar sus cultivos con medios informáticos

Los regantes de Orihuela y la comarca de la Vega Baja del Segura cuentan desde hoy con modernas técnicas de riego, tras implantarse el sistema de riego por goteo en unas 625 hectáreas de terreno.
Las obras han supuesto una inversión de cerca de 6 millones de euros, aportados por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, y se suman así a otras inversiones realizadas por la Generalitat Valenciana en la modernización del riego en el Bajo Segura.
La acequia “Puertas de Murcia” es una de las once acequias pertenecientes al Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela, que toma su agua del Azarbe del Merancho, en el límite de las provincias de Murcia y Alicante. Riega unas 650 hectáreas a lo largo de 9 kilómetros aproximadamente, y afecta a más de mil agricultores.
El área regable objeto de la obra pertenece a la jurisdicción del Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela y Pueblos de su Marco. Este juzgado administra los regadíos inmemoriales de la tierra de su jurisdicción dentro de los términos municipales de Orihuela, Bigastro, Jacarilla, Benejúzar, Algorfa, Benijófar, Almoradí y Callosa de Segura.
El Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela tiene jurisdicción sobre unas 7.000 hectáreas, todas ellas regadíos tradicionales regados por el río Segura. La distribución del agua desde el río hasta los terrenos, en este juzgado, es a través de once acueductos mayores, acequias, que toman el agua del río, y posteriormente nacen ramificaciones, denominadas arrobas, que amplían la zona de actuación. De las arrobas nacen nuevos acueductos, denominados brazales, y de éstos nacen brazales menores, llegando a configurar una red muy tupida de canales que dejan el agua a pie de todas las parcelas de la Huerta.
Una red de similares características, pero en sentido inverso, de conductos de avenamiento, denominados azarbes, facilitan el drenaje de estos fértiles terrenos.
El 28 de Julio de 2006 el Subsecretario de Agricultura, Pesca y Alimentación resolvió encargar a TRAGSA la ejecución de los trabajos correspondientes al proyecto de referencia. El importe de los trabajos asciende a 5.703.843,93 euros y el plazo de ejecución es hasta el 31 de diciembre de 2008.